Inversión 360

Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente, Peter Drucker

El cambio climático es una oportunidad de inversión

la mangaEl riesgo climático, al igual que con cualquier otro como los ambientales, sociales, los relacionados con el gobierno corporativo o los riesgos financieros, deben evaluarse desde una perspectiva de mitigación de los mismos, pero también deben ser considerados como una oportunidad de inversión, con el potencial de ofrecer buenos rendimientos financieros.

Quien así se expresa es Luisa Florez, analista senior del departamento de inversión responsable de AXA Investment Managers, que resalta como los riesgos relacionados con el cambio climático “no deben ser descuidados en las decisiones de inversión que los inversores están haciendo hoy en día “.

De acuerdo con el escrito hecho público en la página web de la compañía existen varias razones para que sean tenido en cuenta en el corto plazo. Entre éstas figuran los riegos reputacionales, los costes, y la diversificación.

Así, en primer lugar asegura que hay “las cuestiones morales están también jugando un papel cada vez mayor en los procesos de desinversión de todo el mundo. Teniendo como referencia lo sucedido en Sudáfrica en a comienzo de los años 80, la campaña de desinversión de combustibles fósiles seguirá impulsando a los inversores a revisar sus políticas de inversión y determinar si su reputación está en riesgo o no”.

Por otro lado, Florez afirma que “existe ahora la oportunidad de considerar los modelos de economía baja en carbono, como muestra la escalabilidad del sector de energía renovable”. “En el futuro, los costos para hacer frente al cambio climático serán mucho más caros, que si tuviéramos que tomar medidas ahora. Esto ya ha sido evidente en los crecientes costos asociados a los desastres naturales. Desde 1990, más de 4,3 millones de personas han sido afectados por los desastres relacionados por este tipo de sucesos, con unos estimados de 1,5 trilliones de dólares estadounidenses”.

Respecto a la diversificación, cada vez “el número de sectores que ofrecen soluciones ecológicas y energéticamente eficientes ha aumentado. Sectores hasta ahora de uso intensivo de carbono, como la construcción, el transporte y el sector industrial están ofreciendo soluciones innovadoras y más baratos”.

A modo de conclusión, la responsable de AXA pone de manifiesto como “los gestores de activos tienen que hacer cambios a sus estrategias de inversión para poder responder a esta dinámica cambiante. En nuestra opinión, la industria de gestión de activos tiene un papel importante que jugar en el apoyo a la transición de los clientes a una economía baja en carbono”.

Para conseguir esta transición los gestores deben “identificar y explicar cómo se está desplegando el capital para frenar el calentamiento global, evitando la inversión en las industrias de combustibles fósiles que no se alinean con sus estrategias y el gasto de capital con una economía baja en carbono, y la inversión en tecnologías verdes y soluciones de eficiencia energética, por ejemplo, el aumento de la exposición a los bonos verdes”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 20 enero, 2015 por en Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: