Inversión 360

Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente, Peter Drucker

Inversores internacionales reclaman a Bruselas una regulación sobre los minerales de conflicto

parlamento-EuropeoLas industrias susceptibles de usar minerales procedentes de zonas de conflicto están siendo sometidas cada vez más a una mayor regulación a nivel internacional como es el caso de la sección 1502 de la Ley Dodd-Frank en Estados Unidos y la guía sobre debida diligencia de la OCDE.

Ahora le toca el turno a la vieja Europa, y así el Parlamento Europeo votará este miércoles el Pleno de esta institución votará un proyecto de reglamento que establece un sistema europeo de autocertificación en la cadena de suministro de estaño, tantalio, wolframio y oro originarios de zonas de conflicto y de alto riesgo. Ante tan importante evento, la institución llega dividida sobre si el sistema de certificación debería ser obligatorio para todos los que forman parte de la cadena de suministro de metales y minerales originarios de zonas de conflicto y de alto riesgo. El resultado de la votación celebrada el 14 de abril en la comisión parlamentaria de Comercio Internacional registró 22 votos a favor, 16 en contra y 2 abstenciones.

Ante esta situación un grupo de 24 inversores internacionales, y organizaciones que promueven la inversión socialmente responsable, han remitido una carta a los miembros del Parlamento en la que se muestran a favor de una mayor regulación de este tipo de minerales. Estas entidades hacen un llamamiento para que haya una legislación por la que se asegure que las empresas, tanto extractivas como transformación o que puedan usar para sus productos minerales procedentes de áreas de conflicto, tienen una cadena de suministro responsable.

Los inversores consideran que si la norma solamente afecta a refinerías y funciones, se quedarían fuera un número de empresas europeas que importan directamente estos minerales, bien de forma directa o que están en productos. Por el contrario, un enfoque obligatorio para un conjunto más amplio de empresas podría estimular una cadena de suministro robusta basada en la debida diligencia y transparencia, algo que no podría suceder en el caso de que la norma tuviera carácter voluntario.

El desarrollo de la Ley Dodd-Frank hizo que durante el pasado 2014 más de 1.300 empresas, que cotizan en el mercado estadounidense, hicieran públicos los informes correspondientes. Estas compañías suponen el 56 por ciento de la capitalización del mercado de Estados Unidos y el 22 por ciento del mercado mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 mayo, 2015 por en Sin categoría y etiquetada con , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: